Una suave y decorativa almohada de fieltro

La sala de la casa es el espacio reservado para el descanso, distracción, interacción familiar y para compartir momentos con visitas. Debe transmitir gratas sensaciones a sus ocupantes, a la par, expresando la personalidad de su propietario.

En este sentido, elementos como la iluminación, colores y muebles son importantes para una confortable estancia. En el mundo de la decoración, se pueden utilizar complementos variados, desde lo rustico hasta lo clásico y romántico. Todo lo vale.

Esta vez, podrás aportar tu granito de arena a la casa con una almohada de fieltro: es una decoración fácil, practica y tiene un bello diseño que todos amaran.

Los materiales que se manejarán son fieltro, almohada vieja, hilo y aguja o máquina de coser y tijera. Si deseas empezar tu propia almohada desde el inicio, debes comprar vellón.

El primer paso será recortar en círculo pequeños una hoja de fieltro. Se pueden utilizar como molde la tapa de una botella de agua grande. Luego se deben cortar con la tijera cuidadosamente.

mkhjh

Dependiendo del tamaño de la almohada, se podrá hacer el número de círculos que sean necesarios.

Posteriormente, se doblarán cada círculo por la mitad. Después, se escogerán dos de ellos, y se coserán a lo largo del pliegue doblado, uno a la vez. No es necesario tener un orden, pues sólo es importante que queden bien cosidos.

njkbghfiu

Con información de Manualidadesblog.com, Whatsurhomestory.com y Casaycolor.com